El viernes 7 de octubre partíamos para Barcelona para correr una de las carreras de obstáculos más duras del mundo y así completar la última de las tres carreras que se necesitan para obtener la Trifecta, tres distancias diferentes con sus respectivos obstáculos son necesarias para conseguirla, la Sprint que ronda entre los 5/8 km, la Súper con unos 13/15 km y la Beast que ha sido esta última y la más dura con 25 km, 30 obstáculos y 2000 metros de desnivel positivo acumulado.


La carrera comenzaba para nosotros el sábado a las 9:15 pero para las tandas anteriores y la que inaugura el evento que es la tanda Élite comenzaba a las 8 de la mañana…


Llegamos a Suria ( Les Comes) sobre las 8:20 de la mañana, el ambiente era espectacular, miles de corredores ya están preparados para salir en su respectivas tandas de salida.

Recogida de dorsales, dejar todas las pertenencias en el guardarropa y a la línea de salida.


Ya está todo listo, 300 espartanos ansiosos por salir y a las 9:15 ni un minuto más ni uno menos salimos a correr.

Nos esperan más de 5 horas y 25 kilómetros de carrera con unos 30 obstáculos, el recorrido espectacular, rodeados de vegetación, y mucha mucha montaña, subidas interminables que te ponía  al límite y todo eso sumándole la dureza de los obstáculos, acarreos de troncos, piedras, cadenas, saltar muros, alambres de espino, fosos de barro, incluso pruebas de memorización…

Pero al final llegamos todos sanos y salvos a la meta, una meta quizás de las más valiosas de todas por haber completado un ciclo que termina ahora con esta carrera.



Nos despedimos de la Spartan Race hasta el año que viene.

Saludos M.Rizo