Vivimos el boom de las redes sociales donde cualquiera puede ser una estrella del deporte con un vídeo de 15 segundos.

Podemos ver cada día a miles de personas emulando a sus ídolos de internet.

Lo malo no es eso, lo malo es cuando te ves en el gimnasio a personas que no saben ni cómo funciona una maquina haciendo ejercicios que no valen para nada pero que en un vídeo quedan de maravilla y además los hace una persona que tiene 2 millones de seguidores.

Internet está causando mucho daño haciendo creer a este tipo de personas que conseguirán el cuerpo deseado con ese tipo de rutinas.

Ahora viene lo mejor, como dueño de gimnasio no podéis imaginar el deterioro que sufre el equipamiento haciendo ejercicios diferentes para los que la máquina está destinada de fábrica, cuando una máquina se rompe no pasa nada, total el dueño que la arregle o compre una nueva.

  
Una cinta es para correr o caminar, no para dar saltitos de rana, tijeras, o hacer fondos en paralela y un mortal hacia detrás.

  
Ejercicios funcionales dentro de la sala de musculación, saltos, equilibrios y piruetas que se alejan muchísimo de lo que es un entrenamiento clásico, tengo que decir que si hay cosas que funcionan, pero debe haber un sitio habilitado para ello y no ponerte al lado del que está haciendo un press de banca con mancuernas.

¿Qué pasa con los móviles?

Vas a utilizar una máquina y hay alguien sentado que al preguntarle cuántas le quedan, te contesta que poner el estado de Facebook y mandar 47 whatsapp!

  
En fin no desvirtuemos el deporte que no vamos a inventar el fuego, entrenad de verdad, con conocimiento de causa, tratando bien el material y siendo educados y ante todo compañeros.
Saludos M.Rizo

Anuncios