Somos muchos los que después de un buen entrenamiento en el gimnasio, haciendo cardio o cualquier actividad deportiva hemos sufrido mareos, nauseas, incluso vómitos y algún desmayo.
La primera y principal causa de los mareos durante o después de hacer ejercicio es la hipoglucemia. La hipoglucemia ocurre cuando tenemos bajo el nivel de glucosa en la sangre. Dado que la glucosa es la “gasolina” del cuerpo, al no tener suficiente empezamos a sentir fatiga, dolor de cabeza, mareo o náuseas.

20130405-205356.jpg

El segundo factor es la deshidratación que ocurre porque la cantidad de agua que sale del cuerpo es mayor de la que entra. Dado que durante el ejercicio se suda mucho, puede crearse este desbalance que puede manifestarse en dolores de cabeza, fatiga y mareos.
La tercera razón puede ser un bajón repentino en la presión sanguínea o hipotensión.
La hipotensión todos la hemos sentido, es la sensación de mareo cuando nos levantamos demasiado rápido de una silla o de la cama. Si esto último te ocurre frecuentemente al hacer ejercicio o ciertos movimientos, lo mejor es consultar a un médico.
El cuarto factor es estar haciendo un ejercicio demasiado extenuante para nuestra condición física. Por ejemplo correr una distancia larga, o demasiado rápido y sobre todo los días que entrenamos piernas.

Prevención:
Para prevenir la hipoglucemia se debe comer antes de hacer ejercicio y después. Es común hacer ejercicio sin comer nada, por ejemplo en las mañanas antes de desayunar o por la tarde directo después de trabajar o las clases.
La recomendación es comer algo ligero antes de hacer ejercicio, por ejemplo, medio sándwich de pechuga de pavo, un yogur con fruta o un batido.
Después de hacer ejercicio se puede hacer una comida fuerte.
Otra forma preventiva es mantenerse hidratado durante el ejercicio.
Es importante asesorarse con un especialista antes de iniciar un plan de entrenamiento para ajustarlo de acuerdo a tu condición y necesidades.
Si me ocurre, ¿qué hago?

20130405-210024.jpg
Una vez que se sientan los síntomas de mareo y/o dolor de cabeza se debe detener la actividad inmediatamente. Relájate ya sea sentándote o recostándote en el suelo con las piernas para arriba, respira tranquilamente.
Toma una bebida isotónica o comida rica en carbohidratos simples (de rápida absorción) como fruta, chocolate, zumo de frutas o agua con miel.

Saludos M.Rizo

Anuncios