Para mantener el hígado en buenas condiciones es necesario aportar alimentos ricos en minerales, como el azufre, magnesio, zinc y selenio.

Azufre

Activa los mecanismos de desintoxicación hepática. Ayuda al hígado en la secreción de bilis y favorece la facultad desintoxicadora de la bilis. Las fuentes principales son la clara de huevo, carnes, leche y soja. Además lo contienen en menor proporción pescados, legumbres, frutos secos, col, cebolla, ajo, puerros y espárragos.

20130328-142150.jpg

Magnesio

Tiene acción colagoga, ayuda a la secreción de bilis por parte de la vesícula biliar y previene y trata los cálculos. Las fuentes principales se encuentran en alimentos, como las semillas, cereales integrales, frutos secos, legumbres, germen de trigo y mariscos.

20130328-142143.jpg

Selenio

Es importante para el hígado, debido a su acción antioxidante. Las fuentes principales son el marisco, pescado, cereales integrales, ajo, levadura de cerveza, germen de trigo y legumbres.

Zinc

Ayuda a mantener la función enzimática del hígado. Las fuentes principales son: levadura de cerveza, germen de trigo, cereales integrales, frutos secos, cacao, marisco y carne.

Saludos M.Rizo

Anuncios