Que significa FELICIDAD?

La felicidad es un estado de ánimo que se produce en la persona cuando cree haber alcanzado una meta deseada. Tal estado propicia paz interior, un enfoque del medio positivo, al mismo tiempo que estimula a conquistar nuevas metas. Es definida como una condición interna de satisfacción y alegría.

20121220-221501.jpg

Y ahora te pregunto:

¿Eres feliz? ¿Cada mañana cuando te levantas por la mañana puedes sacar de tu cara una bonita sonrisa? Puedes detenerte simplemente 1 minuto, cerrar los ojos y sentir la felicidad en ti. Disfrutar la vida es sonreír, ¿Eres feliz? ¿Estás agradecido de la vida que tienes? ¿O por lo contrario preferirías ser millonario?

La felicidad la mayoría de las veces, por no decir TODAS se asocia con el poder adquisitivo de una persona, así nos lo ha enseñado el capitalismo pero es algo totalmente falso, hay varias cosas que toman más importancia como el “valorar las cosas”.

¿Valoras las cosas? Si ni siquiera eres capaz de apreciar la enorme pareja que tienes al lado, ¿De qué te quejas? Te voy a enseñar el ejemplo de los viajes. ¿Qué pasaría si tuvieras el poder de viajar 3 veces al mes donde tú quisieras a todo lujo?

20121220-221454.jpg

En 1 año más o menos las cosas dejarían de tener sentido para ti, la infelicidad recorrería todo tu cuerpo. ¿Por qué? Porque si te lo dan todo sin habértelo ganado lo desprecias totalmente, no le asignas el mismo valor. No es lo mismo que estar 1 año ahorrando para hacer un viaje muy programado y muy ilusionado que pagarás con tus ahorros que tanto te han costado ahorrar.

Las expectativas son muy altas y las ganas de pasarlo bien son aun más altas. ¿Amortizarás ese viaje? Desde luego que si ¡Como nunca! No envidies a las grandes estrellas que pueden viajar cada día donde quieren porque tú tienes algo que por desgracia ellos perdieron con su fama y riqueza. ¿Y sabes cuál es? No es el si eres feliz o no, aparte de eso es el poder de la expectativa, de ilusionarte y de esperar cosas que acrecienta más la emoción y la felicidad. Imagina que reservas un viaje un septiembre para ir un marzo del año que viene a Nueva York.

Mientras que hay personas que viajan de España a Nueva york y viceversa de forma común y sin ninguna ilusión, tú cuando llegue el viaje estarás muy emocionado, excitado, valorarás al máximo cada instante, te quedarás alucinado como un niño pequeño en el avión, bajarás muy ilusionado y por supuesto sufrirás lo más parecido a un orgasmo en cuanto veas los altos y enormes edificios, los primeros días serán sin ninguna duda los más felices de tu vida. ¿Eres feliz? En ese momento puedes gritar: ¡SI! ¡MUCHISIMO! ¡ADORO LA VIDA!

¿Pero sabes qué? A tu lado vendrá la típica persona harta de viajar a nueva york y viceversa, que estará cansado, con los ojos enrojecidos esperando llegar a casa para tumbarse, con mala leche, mala ostia. Pasará por delante del Empire State sin mirarlo y sin inmutarse y si le derraman alguna bebida o le pasa cualquier cosa medianamente mala en el avión o en el camino podrá llegar a considerar ese día como uno de las peores días de su vida, cuando a ti en ese momento si te pasa algo malo estarás tan contento y feliz que te dará igual absolutamente todo. Sacarás tu cámara de fotos y te harás una foto en el aeropuerto y otras 10.000 a la ciudad de Nueva York.

Esa noche dormirás como un tronco, feliz y con una sonrisa en tu cara. ¿Eres feliz? ¿O debes aprender a ser feliz?

Ya está bien de que tus emociones te controlen a ti y te hagan ser egoísta y superficial, tú puedes pararle los pies a tus emociones y decirles: “oye, en vez de envidiar a Enrique por su coche, su casa y siempre mirar para mí de forma egoísta quiero ser feliz, valorar más las cosas”. Debes dejar de ser un esclavo de tus emociones.

Si bien es cierto que pensamos, decidimos y somos seres totalmente libres esto no es así del todo. ¿Tú has elegido pensar que la vida es una mierda? ¿Tú has elegido estar infeliz y triste todo el día? Yo creo que no, la infelicidad y la tristeza es un sentimiento impuesto por tus emociones y sensaciones, emociones y sensaciones que desde luego tú puedes cambiar para que a la pregunta: ¿Eres feliz? Obtengas una respuesta contundente y afirmativa: SI, SOY MUY FELIZ.

Ya no se trata además de ser o no ser feliz sino de encontrar sentido a tu vida y sentido del porque vives. Una persona que odia su vida y su trabajo, una persona infeliz o que está muy insatisfecha con su vida es una persona que realmente no está aprovechando la vida, la está desperdiciando. Otra persona en su misma situación valoraría como un loco todo lo que tiene y se sentiría muy feliz, pero en cambio tú incluso te sientes deprimido.

La verdad es que es muy contradictorio y obedece al egoísmo humano. No es cuestión de que te estanques y que seas feliz con un palillo de dientes y con lo mínimo para vivir, no se trata de eso de lo que se trata es de que vivas y disfrutes la vida, que dejes de hacer el tonto y buscar chorradas para hacer tu vida feliz.

Ya es hora de que pongas los pies en el suelo y espabiles en vez de estar estancado con todo. Tienes que pensar. ¿Qué es lo que me gusta en la vida? ¿Qué es lo que no me gusta? A partir de ahí la solución es sencilla: deshazte de todo lo que no te gusta y persigue con mucho ahínco todo lo que te gusta. ¿Qué valoro de mi vida? ¿Y qué infravaloro sin motivo? Piénsalo y medítalo bien, quizás te quejes por cosas que en otra época u otras personas si valorarían mucho y tú lo desprecias.

20121220-221446.jpg

Se trata de vivir la vida no de ser un egoísta gilipollas que quiere que le tiendan una moqueta roja cada vez que anda por la calle. Realmente vivimos en una sociedad tan perfecta que todo lo que no es 100% excelente en nuestra vida lo despreciamos e incluso odiamos. ¡Cálmate! ¡Relájate! toca los pies en el suelo porque esto te dará una enorme felicidad más que ser un exigente con sus consecuentes cualidades negativas ¿Eres feliz? ¿No? Pues te acabo de explicar como empezar a serlo.

Saludos M.Rizo

Anuncios