Sumar un poquito de auto-disciplina a tu vida puede resultar, inicialmente, un tanto doloroso. Pero puede hacerte sentir, muy rápidamente, muchísimo mejor respecto de ti mismo y de tu propia situación.

Agregar un montón de disciplina a tu vida requiere compromiso, y que estés muy atento. Y también garantiza el éxito a largo plazo.

¿Cuál de las áreas de tu vida podría beneficiarse a partir de un poquito más de auto-disciplina? ¿Cuál de tus maravillosos sueños podrías alcanzar a través de un esfuerzo bien enfocado y disciplinado?

La disciplina no resulta complicada de aplicar ni está fuera de tu alcance. No es otra cosa, realmente, que hacer aquello que sabes que debes hacer, de una manera consistente y oportuna.

La fuerza de la auto-disciplina será tuya en el preciso instante en que decidas ponerla en práctica. Y siempre se trata de una de las opciones más efectivas que tienes a tu alcance.

Decide ejercitar la disciplina en aquello que tú ya sabes que tienes la capacidad de hacer. Y ábrete paso a través de los límites que, hasta entonces, te paralizaban.

20120913-170241.jpg

Sacrificio significa tolerar lo que no deseamos… Triunfar es haber tenido la entereza para alcanzar nuestros sueños…

Tradicionalmente se ha planteado el sacrificio como el camino a la realización; lo cual, nos lleva a plantearnos las siguientes reflexiones:

¿Acaso el alpinista considera un sacrificio conquistar la cima de una montaña? ¿No son acaso para él los obstáculos a vencer, como parte del premio que desea lograr?
Para una madre, ¿es un sacrificio tener un hijo?, o ¿es lo mejor que le puede pasar?
¿Es sacrificio educar a un hijo o representa nuestra continuidad genética y la satisfacción de heredar un ser superior al mundo?
Cuando hablamos de los héroes que nos legaron la libertad,
¿se sacrificaron por nosotros, o para ellos era intolerable vivir en la esclavitud.
Luego de analizar éstas preguntas, seguramente llegaremos a la conclusión de que sacrificio significa tener que tolerar lo que no deseamos; por ejemplo:

Para el alpinista detenerse y tener que regresar sin conquistar la cima
Para la madre perder a su hijo en contra de su voluntad
Para el padre ver cómo su propio hijo se pierde en las drogas,
Y, para el héroe libertario seguir soportando el yugo de la esclavitud.
No existe sacrificio para el triunfador, porque “triunfar es simplemente tener la entereza para alcanzar nuestros sueños”, sea logrando una profesión, un negocio próspero, lo reconocemos como esfuerzo sostenido, por lo tanto debemos estar conscientes de que el fracasado jamás hará lo que hace un triunfador.

20120913-170250.jpg

El que gana sacrificándose en hacer lo que no desea, destruyendo a los seres que ama o sometiendo su auténtica vocación en ser lo que no desea ser, no se puede considerar un auténtico triunfador; es un extraviado en la vida que logró tener lo que no deseaba y que inevitablemente se convertirá en un ser amargado que reprochará a la vida lo que él no fue capaz de dar.

Se narra sobre un famoso concertista de piano, que en alguna ocasión, después de haber logrado una interpretación grandiosa de Chopin, uno de los asistentes se le acercó y le dijo: “Maestro, yo daría la mitad de mi vida por lograr tocar como usted ha tocado esta noche”, y él le contestó: “Yo ya la he dado”, ya había entregado la mitad de su vida por alcanzar esa virtud. Así hemos de luchar siempre para no sacrificarnos, hacer lo que debemos hacer, para lograr lo que deseamos.

Vocación significa “llamado a” y todos los seres humanos tenemos un llamado diferente, que además representa el único camino a la realización; por ejemplo, quien se siente llamado a la medicina será un fracasado si se dedica a cualquier otra actividad, ser empresario es un llamado tan singular como cualquier otro, lo cual no debemos confundir con tener dinero para buscar mayores satisfacciones, éste es un mensaje en el inconsciente universal, vivir mejor, todos anhelamos bienestar, pero creer que a través de una empresa lo vamos a lograr de inmediato y fácil, es un grave error existencial.

20120913-170300.jpg

Busque su LLAMADO y conquístelo con esfuerzo, pero con alegría, porque la cima que alcanzará, será la que esperaba.

Anuncios